París, Viajar

La Estatua de la Libertad de París

Sí, imagino que a estas alturas todos lo sabemos: el gran símbolo estadounidense tiene orígenes franceses. Y es que la Estatua de la Libertad que tantas veces hemos visto en películas y por la tele –especialmente en las noticias del pasado décimo aniversario del 11S- es un regalo de Francia a los Estados Unidos para conmemorar el centenario de la Declaración de la Independencia de los Estados Unidos. Un regalazo, vamos.

La obra fue creada por Frédéric Auguste Bartholdi en Francia –y la estructura por el propio Gustave Eiffel– y fue transportada pieza a pieza, para luego ser montada e inaugurada el 28 de octubre de 1886. Hasta aquí, lo tenemos claro, ¿verdad?

Lo que quizás no sepas es que existen otras Estatuas de la Libertad repartidas por el mundo. La más famosa, después de la original de Nueva York, es sin ninguna duda la que puedes encontrar en París. ¿Dónde? En la Île aux Cygnes -Isla de los Cisnes-, cerca del Pont de Grenelle. Aún recuerdo la primera vez que hice el típico tour en barco por el Sena y me la encontré allí. El Bateaux-Mouche giró para volver hacia el embarcadero cerca del Pont del’Alma y allí estaba, como desafiando a la lógica. ¿Aún estamos en París, verdad?

La estatua mide casi 12 metros de altura y está situada aquí porque muy cerquita estaba el taller del propio Bartholdi. ¿Sorprendido? Y es que la Statue de la Liberté fue un regalo de los Estados Unidos a Francia de 1889 para conmemorar el centenario de la Revolución Francesa. Un bonito detalle, claro.

Y, para acabar, una anécdota muy curiosa. Inicialmente, esta estatua estaba colocada mirando hacia el centro de París, pero más tarde –y según los deseos de Bartholdi– decidieron girarla para que “mire” a su hermana mayor de Nueva York, separadas más de 5.800 kilómetros.

Esto te puede interesar

1 Comment

  1. Un pedacito de Nueva York, en París. ¡Y a tamaño real! – Más que souvenirs

    April 25, 2017 at 10:18 pm

    […] os habíamos hablado de las dos Estatuas de la Libertad de París, ¿os acordáis? Me refiero a la Estatua de la Libertad de París que todos descubren al hacer un crucero por el Sena y del modelo de bronce que hay en los Jardines […]

¡Comenta!